Zompopas y peces

Escrito por Marco Quesada, Director de Conservación Internacional Costa Rica

Siempre me ha sorprendido la inmensa capacidad que tenemos para adaptarnos y acostumbrarnos a lo que nos rodea. Recuerdo que cuando era niño, ver hormigas en mi vecindario era lo más normal. Entre las varias especies de hormigas que habitaban mi vecindario, estaban las zompopas. Me acostumbré a verlas caminar en largas filas, cargando enormes pedazos de hoja y ver las plantas desaparecer de un día para otro. Muchos años después, trabajando como guía de turismo, me sorprendió un día ver a un grupo de turistas detenerse por 10 minutos a para ver una línea de zompopas que atravesaba el bosque y que yo mismo ignoré porque olvidé que lo normal para mí puede ser en realidad, algo especial.

Es algo que he continuado viendo a través de mi vida. Dejamos de notar cosas y comportamientos, buenos y malos, que nos rodean. Estamos acostumbrados a la belleza de nuestras montañas y de nuestras playas, por ejemplo. A bañarnos en un mar limpio y a comer mariscos de vez en cuando.

Ojos que no ven…

¡Ceviche! Pero... ¿de qué?

¡Ceviche! Pero… ¿de qué?

La mayor parte del comercio en nuestro país vende “casado con pescado” o “ceviche de pescado” pero no especifica qué tipo de pescado es. Y a nosotros no nos importa. Incluso, la mayoría nosotros no sabe distinguir la corvina del dorado, pargo o tiburón. Eso es un problema.

Tenemos que poner mas atención en lo que comemos. Muchas veces nos venden y cobran una cosa pero nos dan otra. Eso está mal porque nos engañan. Otras veces, nos venden lo que pedimos, pero no se sabe adonde se pescó, cuándo o quién lo hizo. Si usted fuera al supermercado a comprar corvina y el letrero dijera que se pescó hace 8 meses, ¿la compraría? Si el lenguado que usted ve en un congelador dijera que fue capturado sin intención por un barco camaronero hace un mes y que para hacerlo destruyó el fondo marino y mató y desechó 38 especies de animales, ¿le sabría igual? Si el menú del restaurante dijera “Ceviche de cambute ilegal” ¿comería en ese restaurante?

Estos son problemas comunes de la pesca en Costa Rica y para nosotros es normal no verlos.

Ver lo invisible

No todos esos pargos están dentro del tamaño legal. Foto por Marco Quesada

No todos esos pargos están dentro del tamaño legal.
Foto por Marco Quesada

 Hace algunos meses visitamos la costa para buscar esas cosas que se nos han hecho normales. No las hormigas sino la pesca ilegal, la que no es reportada a las autoridades (o reportada mal) y la pesca que nuestras autoridades no regulan. Todo llega a nuestras mesas y para nosotros llega al plato viéndose igual que la pesca legal. Pero no debería ser así. El problema es que resulta común ver peces muy pequeños siendo vendidos e incluso encontrar productos como cambute, que es absolutamente prohibido, en restaurantes. No podemos seguir viendo esto como normal ni esperar a que alguien más lo arregle por nosotros.

Existen miles de pescadores que pescan de manera responsable y legal en nuestro país. Con su esfuerzo alimentan a sus familias y nutren a sus comunidades. Pero también hay pescadores que pescan ilegalmente. Y nuestro sistema no distingue el pescado de unos y otros. Todo entra al mismo mercado y vale lo mismo. Nuestras instituciones no nos pueden garantizar, siquiera, si las poblaciones de las que vienen estos peces están en buen estado o a punto de desaparecer.

¿¡Qué hacer?!

Podemos hacer mucho y si usted ama la playa o los mariscos, puede empezar hoy mismo. En primer lugar, no consuma productos que son ilegales. Al igual que yo no consumo tepezcuintle, no consumo cambute. Nunca. Rechazar lo ilegal es el primer paso. En segundo lugar, usted puede escoger qué comer. Hay productos legales que yo he elegido no consumir. No consumo huevos de tortuga. En efecto, los huevos de tortuga que provienen de Ostional son legales, pero uno nunca está seguro de que sean de ese sitio. Además, no consumo tiburón (o cazón, cornuda, bolillo). Los tiburones son depredadores de nuestros mares y los mantienen saludables. Se reproducen poco y crecen muy lentamente. Para mí, no vale la pena, así que no compro y no lo consumo. Tampoco como camarones. Son ricos, pero para pescarlos se hace mucho daño al mar. Muchísimo. Tampoco como pez loro. Estos peces habitan en arrecifes de coral y juegan un importante papel en la salud de los corales. En nuestro país es legal venderlo, pero no hay ningún manejo. Ninguno. Así que no como. Esos son solo algunos. Haga usted su propia lista. Informarse hoy en día es muy fácil.

¿Qué comer? Existen muchas opciones: calamares son una opción sana y por lo general sostenible. Me gusta el pargo y escojo comer pargos que midan al menos 35 centímetros (porque es un animal que ya se habrá reproducido). Uno no siempre anda una regla a mano cuando sale a comer, pero siempre anda sus manos. Aprenda cuánto mide su mano, podrá tener una idea.

También como sardinas. No a todos les gustan, pero a mí sí. Las sardinas crecen y se reproducen rápido y comen plancton. En Costa Rica, las sardinas no son especialmente sostenibles porque la pesca es mal manejada, pero son una mejor opción que pez loro. Además, siempre pregunto qué pescado usan para el ceviche o el casado. Y he aprendido, poco a poco, a distinguir el sabor y la textura de distintos pescados. ¡No es tan difícil! Finalmente, consuma productos locales. Sólo pregunte si tienen algo local y elija el pargo en lugar del salmón.

Lo otro que hago es procurar no contaminar playas ni ríos, dejar los lugares mejor que como los encuentro. Hace cincuenta años nuestros padres y abuelos iban, sobretodo, a vacacionar a Puntarenas. Conforme hemos contaminado playas, cada vez vamos más lejos buscando limpieza en lugar de limpiar y cambiar hábitos. Así que no lo haga. Es más, ayude a limpiar.

Demos el ejemplo, contribuyamos a un mar más sostenible.

© Piotr Naskrecki

© Piotr Naskrecki

 

Un comentario en “Zompopas y peces

  1. Que triste pero solo isted que es una persona estudiada lo ve asi, la realidad es otra, por desgracia la gran mayoría son personas de escasos recursos que no tienen su mismo grado de comprensión. piensan en su dia a dia, tirar basura o apedrear un “garrobo” no les afectara, todos los dias veo la misma escena, gente lanzando basura en la calle, pescadores con malla ilegales en zonas prohibidas para la pesca, como lo es el rio tempisque, sobre esto último, hace unos años quise poner de mi parte denunciando ya q yo cuido el puente de la amistad sobre el rio tempisque voluntariamente. tras muchas denuncias si efecto investigue un poco y logre conocer q los funcionarios del minaet de la zona son tios, primos o hermanos de los pescadores ilegales. no se puede haver nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>