¿Y a mi qué me importa El Niño?

El Niño. Si vivís en Costa Rica, es un hecho que tenés que haber escuchado de él. Lo que conozcas sobre él, es otra historia. ¿Qué es? ¿Cuándo ocurre? ¿Estamos experimentando un evento El Niño ahora? ¿Por qué se llama El Niño? ¿Y a mi qué me importa? Vamos a contestar una por una.

¿Qué es el fenómeno de El Niño?

Ante todo, El Niño es un hecho comprobado. Pero lo que lo dispara no lo entendemos muy bien.  Hay varias teorías que intentan explicarlo. Lo que ocurre es que las aguas del Pacífico Tropical cercanas a Asia, típicamente cálidas, se expanden hacia el lado Americano del Pacífico. En las costas americanas, aguas profundas que tradicionalmente son frías y ricas en nutrientes, se calientan y los nutrientes y pesquerías decaen. Cuando ocurre, El Niño dura varios meses y tiene un impacto sobre el clima de todo el planeta, no sólo en América. Hay tantos cambios en el agua como en la atmósfera: el mar afecta la atmósfera y viceversa.

Por si no lo sabés, el Pacífico Oriental Tropical es el agua que toca la costa oeste de nuestro país. Lo cual quiere decir que este fenómeno ocurre en nuestras costas y nos afecta directamente.

Para identificar si en realidad nos encontramos ante un fenómeno de El Niño, los científicos utilizan datos obtenidos de un sistema de boyas equipadas con sensores de temperatura, altura del mar, corrientes y vientos. Estos datos se comparan con información satelital y de estaciones de observación meteorológica. Todo lo anterior se combina en complejos modelos por computadora.

Lo que los científicos preven para este 2015, es preocupante.

¿Cuándo ocurre?

Como tantas cosas que tienen que ver con el clima, no lo sabemos con certeza. Sabemos que ocurre en ciclos de dos a siete años y que dura varios meses. En el pasado los científicos han predicho la ocurrencia de un fenómeno de El Niño, basados en las observaciones y datos recogidos de las boyas y satélites, y en realidad no han ocurrido. Pero como lo dijimos antes, si bien el fenómeno de El Niño es un hecho comprobado, es extremadamente complejo y aún estamos estudiando cómo se produce.

NOAA http://bit.ly/1JHRgSP

NOAA http://bit.ly/1JHRgSP

¿Estamos experimentando un fenómeno de El Niño ahora?

Sí. Y los científicos creen que es tan solo el comienzo de uno muy fuerte. Tanto que podría considerarse un “super” Niño. Esto lo comprobaremos conforme avance el año. De continuar la progresión que lleva el fenómeno hasta el momento, el 2015 podría ser el año más caliente en la historia de nuestro planeta.

En el pasado solo han ocurrido dos “super” Niños en 1982-83 y 1997-98. El Niño del 97 tuvo grandes efectos sobre el clima mundial, y algunas simulaciones sugieren que este año se superará la temperatura de ese evento. Para saber si el 2015 nos traerá un “super” Niño, las altas temperaturas en el mar deberían mantenerse por un mes completo, y Julio podría ser ese mes.

Como referencia, durante El Niño de 1982-83 se presentaron muy altas mortalidades de coral en sitios tan remotos como La Isla del Coco, que aún se recupera de sus efectos más de 30 años después.

Los pescadores latinoamericanos fueron los primeros en identificarlo

Los pescadores latinoamericanos fueron los primeros en identificarlo. Foto por Cristina Mittermeier.

¿Por qué se llama El Niño?

Como sabés ahora, El Niño ocurre en las aguas del Pacífico Tropical. Donde estamos nosotros.

Los primeros en identificar un cambio en las temperaturas que ocurría cíclicamente fueron los pescadores y habitantes costeros latinoamericanos, quienes también observaron que el fenómeno normalmente comenzaba a inicios de año, después de navidad. ¿Quién más llega en navidad? El Niño. Por eso el nombre de este fenómeno, es en español.

¿Y a mi qué me importa?

La pregunta del millón de dólares. Y la respuesta recae en la forma en la que este fenómeno afecta el clima de todo nuestro planeta.

El fenómeno de El Niño es tan importante que ha sido identificado por estudios de la Universidad de Columbia como un posible detonador de guerras civiles en el futuro. El Niño está asociado a tormentas, lluvias, inundaciones, sequías. Ello afectaría el acceso a recursos para ciertas poblaciones, y por ende, crearía conflictos que conforme se agudice el aumento de temperaturas, agudizaría también las tensiones.

Del clima no podés escapar, y El Niño ocurre justo a nuestro lado. Años más calientes, clima más severo. Esas consecuencias las vas a experimentar.

El Niño afecta los patrones de lluvia. Foto por Lily Clarke

El Niño afecta los patrones de lluvia. Foto por Lily Clarke

El Niño fue identificado por pescadores. Y los pescadores no lo notaron porque nadaran en las aguas, lo notaron porque observaron cambios en sus capturas pesqueras y en los patrones de lluvia y sequía en sus poblados. Este es un fenómeno que afecta nuestro acceso a la comida y a fuentes de ingreso para nuestras comunidades costeras. Afecta la productividad pesquera, y la agrícola, pues las sequías e inundaciones generan enfermedades y muerte de cultivos y animales domésticos.

El océano afecta a nuestra atmósfera y esta afecta a nuestro océano. Ellos ya tienen suficientes  problemas. El cómo este fenómeno pueda ser impactado por el calentamiento global y alteraciones de la atmósfera es una preocupación constante de la comunidad científica.

Escrito por Mónika Naranjo González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *