Un lugar que no te puedes imaginar

CocosIsland

Escrito por Juan Pablo Caldas Aristizábal

Desde que escuchas sobre la Isla del Coco, te imaginas muchas cosas… un lugar alejado, remoto que no esperas conocer y que ojalá algún día tengas la oportunidad de ver con tus propios ojos. Llegar a San José de Costa Rica sabiendo que vas para esta isla, se vuelve un viaje con muchas expectativas en el que se vienen a tu mente diferentes imágenes de este lugar único, las cuales se empiezan a confundir en un trayecto, primero hasta Puntarenas y luego en barco por unas 36 horas… que se vuelven eternas. Cuando llevas 24 horas de viaje y te acuestas esa noche sabiendo que al otro día vas a estar en la isla, no es fácil conciliar el sueño, pero finalmente llega ese momento y sales de tu camarote con la luz del día y ves el barco acercándose a la Isla del Coco, más grande de lo que pensabas, muy verde y con nubes encima de ella. Es un paisaje mágico.

El barco apaga motores y es increíble que ya vas hacer tu primer buceo para verificar tu equipo y flotabilidad… el agua tiene una visibilidad asombrosa, la cual se vuelve gratificante cuando te sumerges y empiezas a ver muchos peces y tus primeros tiburones martillo, nadando calmadamente y pasando tranquilos no muy lejos de ti; sales del agua y piensas… ya estoy acá, no lo puedo creer.

IMG_2888

Con el pasar de los días, ayudando en la expedición científica, no hay momento en el que no veas cosas nuevas… bueno, todo es nuevo para ti; ver las cascadas cayendo al mar en diferentes lugares de la isla cuando vas en lancha, divisar esa niebla que se forma en la parte alta de las montañas que parece de película de terror, y sentir la constante lluvia que oscurece el día y lo vuelve intrigante. En el agua ves esos grupos de tiburones martillo, a los tiburones tigre que acompañan y vigilan los monitoreos, y hasta puedes toparte con un delfín en el agua… ¿qué puedes decir?… te quedas sin palabras.

La Isla del Coco es un lugar donde tus sentimientos se encuentran y donde puedes llegar a entender la naturaleza es la fuerza que ayuda a mantener este planeta vivo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>