Un enemigo a la medida del manglar

Escrito por Mónika Naranjo González

Ante la amenaza que representa el calentamiento global para países costeros como el nuestro, los ojos están comenzando a mirar a un héroe infravalorado: el manglar. Pero si el manglar va a sobrevivir para ayudarnos, necesitamos darle una mano primero, y rápido.

manglarNicoya06

Mañana 2 de febrero celebramos el Día Mundial de los Humedales. Los manglares son humedales fundamentales para la salud de los océanos. Una búsqueda rápida en google puede darnos muchísima información sobre su importancia: protección de costas contra tormentas, fábrica de peces de importancia comercial, limpieza de aguas…

A pesar de su rol fundamental, los manglares se están perdiendo a nivel mundial a una velocidad alarmante, más de dos veces superior a la tasa de deforestación de los bosques terrestres.

¿Dónde queda el mangle en un mundo más caliente?

Como prácticamente todo lo que tiene que ver con el calentamiento global, una vez que ciertos factores han sido activados, una bola de nieve comienza a formarse. Por ejemplo, la pérdida de manglares contribuye de forma importante a la generación de gases de efecto invernadero debido a que almacenan hasta 5 veces más carbono que los bosques terrestres. Los cambios meteorológicos y el aumento del nivel del mar (exacerbados por el cambio climático) contribuyen a la destrucción de los bosques de mangle. Un ciclo de devastación: destruir el mangle contribuye al cambio climático, y el cambio climático acelera la destrucción del mangle.

El manglar es una planta extraordinariamente fuerte. Crece en condiciones muy adversas al tiempo que produce enormes beneficios en el ecosistema. ¿Podría ser el calentamiento global el enemigo que el manglar no logre vencer? No contamos con información suficiente para responder esa pregunta, pero ciertamente el cambio climático presenta retos titánicos para el bosque de mangle:

El manglar puede adaptarse al aumento del nivel del mar, si ocurre lentamente.

El manglar puede adaptarse al aumento del nivel del mar, si ocurre lentamente.

Aumento del nivel del mar

Se prevé que el nivel medio global del mar aumente hasta 0,88 m entre 1990 y 2100 de acuerdo con IPPC. Se debería principalmente a la expansión térmica del agua del mar (al calentarse, el agua se expande y crece) y el deshielo. Este aumento puede ser la mayor amenaza que los manglares deban afrontar.

Los mangles pueden adaptarse a cambios en el nivel del mar, pero esos cambios deben darse lentamente. El calentamiento global no solo es rápido, si no que ganará velocidad.

Muchas especies de manglar podrían tener serios problemas para crecer en niveles de agua superiores a los acostumbrados. Su otra opción sería comenzar a crecer tierra adentro, donde el nivel de agua fuera óptimo, pero ello involucraría un esfuerzo mayúsculo y supondría que no existiera ningún otro obstáculo que le permitiera movilizarse.

Tormentas tropicales

A lo anterior hay que sumar las tormentas tropicales. Los manglares funcionan como un escudo que protege la costa contra eventos adversos. Pero no son invencibles, y siempre pagan un precio. Al calentarse el agua del mar, las tormentas ganarán fuerza y la capacidad de los manglares de absorber el embate podría llegar a su límite.

Salinidad del agua

El océano se está transformando como reacción al cambio de temperatura en nuestro planeta. Su salinidad está cambiando y esto es una amenaza muy seria para los manglares, pues afecta la germinación y crecimiento de sus semillas.

Cae uno, caen todos

Si podemos comparar la situación del manglar con otro ecosistema, tendría que ser con el arrecife de coral. Al igual que el manglar, los arrecifes son esenciales para la salud del océano, y su situación es precaria. El calentamiento global podría acabar con ellos.

Cuando un arrecife crece cerca de un bosque de mangle, lo protege de los golpes de las olas. Si desaparece esta barrera, el manglar no cuenta con esa protección y debe sumar un reto más para su supervivencia.

En el día mundial de los humedales…

El futuro plantea retos importantes para los manglares. Su supervivencia depende de su capacidad de adaptación y de las medidas que logremos implementar como sociedad.

Todo está conectado, y si desaparecen los manglares, habrá importantes consecuencias para Costa Rica. La pérdida de manglares tendría un serio impacto económico en la pesca y la calidad de vida de las comunidades costeras. Los manglares han demostrado ser fundamentales para salvar vidas humanas por la amortiguación que ejercen sobre las olas, tormentas y la velocidad del viento.

Un paso importante será que reconozcamos su enorme valor. Que el manglar deje de ser el héroe menospreciado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *