Siete deseos para el 2016

Escrito por Marco Quesada, director de Conservación Internacional Costa Rica
Este podría ser un año difícil para la conservación marina

Este podría ser un año difícil para la conservación marina

Empezamos otra vuelta al sol y con ella siempre ajustamos metas, rumbos y expectativas. Podría ser un año difícil para la conservación marina ya que fenómeno El Niño ha continuado intensificándose y sus efectos sobre los ecosistemas y recursos marinos también podrían aumentar. Por otro lado, el año pinta bien pues en pocos meses se completará la instalación de un radar en Isla del Coco que vendrá a fortalecer la capacidad de las autoridades nacionales en temas de control y vigilancia de esta área protegida. Como todos, para este 2016 tenemos una lista de deseos, temas, que nos gustaría ver avanzar. Los compartimos:

 

  1. El año pasado no se caracterizó por la cercanía entre las autoridades pesqueras y las organizaciones no gubernamentales que trabajamos en conservación marina. Esperamos que este 2016 abra las puertas para el diálogo y la construcción de agendas de trabajo conjunto entre ambos sectores. Temas como la sobrepesca, la pesca ilegal, la gestión de áreas de pesca responsable y la atención a las zonas costeras requieren de trabajo conjunto, ideas y transparencia. Nos gustaría un año de avances y trabajo conjunto en temas pesqueros.
  2. Tenemos la oportunidad de volver a ser un referente en  la conservación de tiburones

    Tenemos la oportunidad de ser un referente en la conservación de tiburones

    Sobre el tema de tiburones existen numerosas oportunidades para hacer un cambio en el discurso nacional. Costa Rica puede posicionarse como un líder tanto en la conservación de tiburones como en la trazabilidad de los productos asociados a su pesca incidental. Continuar justificando el actual desorden en la gestión de estas especies usando la excusa no comprobada de que se hace para proteger a los pescadores no debe ser una alternativa. La puerta está abierta para un cambio y para dar el ejemplo al mundo.

  3. Luego de un 2015 marcado por un polémico manejo del tema de la pesca de arrastre, esperamos que el 2016 comience con un Gobierno que acate el fallo de la Sala Constitucional sobre este tema. Han pasado dos años desde el pronunciamiento de la sala, pero aún existe la oportunidad para diseñar e implementar un plan de salida de la flota de arrastre que sea escalonado y socialmente responsable. Creemos firmemente que descontinuar de manera definitiva con la pesca de arrastre generará impactos positivos en la pesca artesanal y de pequeña escala de nuestro país, las comunidades costeras y sobre los ecosistemas marinos.
  4. La conservación de manglares debe ser un tema prioritario

    La conservación de manglares debe ser un tema prioritario

    Un tema de enorme interés para nuestro país es la conservación de nuestros manglares. Son ecosistemas altamente diversos y productivos y son reservorios de carbono. Vislumbramos un 2016 en el que Costa Rica construya y oficialice una política sobre humedales y que incluya el carbono azul como tema prioritario para facilitar la conservación de los manglares y aprovechamiento de sus servicios.

  5. La entrada en operación del radar en Isla del Coco durante el primer semestre de este año será algo más que una buena noticia. Las autoridades nacionales tendrán a su disposición una herramienta de punta ubicada en un sitio único y geopolíticamente muy importante. Deseamos que esta herramienta, que hemos contribuido en imaginar, diseñar e instalar, sea usada en todo su potencial en el 2016 y que a través de su uso se den acercamientos con los demás países de la región para mejorar los mecanismos de control y vigilancia de nuestros mares. Los problemas que nos afectan son de gran escala y este radar será un paso en un camino de mayor colaboración regional. Será también una buena oportunidad para que las autoridades revisen, reevalúen y planeen una nueva estrategia nacional para el control y vigilancia de nuestros mares.
  6. Dos gobiernos y más de cuatro años han pasado en la revisión de un decreto que vendría a proteger los ecosistemas de coral en Costa Rica. Hoy en día, por ejemplo, no es ilegal ni existen regulaciones para anclar en zonas coralinas. Algo tan básico como un ancla, genera enormes daños a los arrecifes de coral. Esa y muchas otras regulaciones básicas son urgentes. A pesar del atraso por parte de las autoridades ambientales en avanzar la protección de estos ecosistemas, esperamos que este 2016 podamos gozar de mejores regulaciones sobre lo que se puede hacer en un arrecife. Ante la intensificación del fenómeno El Niño y el cambio climático, esta medida tiene carácter de urgencia.
  7. Queremos menor contaminación costera

    Queremos menor contaminación costera

    Finalmente, nos gustaría un año con menor contaminación costera. Quisiéramos ver menos consumo de bolsas plásticas, vajillas desechables y pajillas. Y por supuesto, menos contaminación en nuestras costas, ¡de todo tipo! Menos luz hacia las playas que reciben tortugas (contaminación lumínica), menos ruido en zonas usadas por ballenas y delfines (contaminación acústica) y menos fertilizantes y pesticidas en nuestros ríos.

De todos nosotros depende que podamos ver estos deseos hechos realidad. Todos podemos informarnos y hacer algo al respecto. No hay contribución pequeña. No comamos peces pequeños que no se han reproducido. No compremos carne de tiburón. Aprendamos cómo se capturan los camarones antes de decidir comprarlos. Un ceviche de camarón causa mucha destrucción. Apoye nuestras áreas protegidas, visítelas, cuídelas. Trate de no contaminar, disminuya su huella. Comparta con los demás lo que aprende y lo que hace. Inspire.

 

¡Feliz 2016!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *