Si solo vas a aprender tres cosas sobre los océanos, que sean estas

Escrito por Mónika Naranjo González

1- Sos un pez

Cada respiración que tomás viene del océano. Tu vida depende del mar tanto como la de cualquier pez. Son principalmente los océanos, y no los bosques terrestres, los responsables de producir la mayor cantidad del oxígeno del que dependés.

Y ese es solo un ejemplo de cómo la compleja química y biología del océano aseguran tu vida: controla el clima, la temperatura, el ciclo del agua.

Si pensás que la cantidad de organismos que viven en el mar no hace diferencia en la cantidad de oxígeno que llegue a tus pulmones, o el agua fresca que tomés, o la temperatura que disfrutás ahora,  tenés que pensar  de nuevo. El balance químico del océano depende de las complejas interacciones que se dan entre todos los seres que lo habitan. Si alteramos la proporción de estos seres, alteramos su química y con ello a nuestro propio hábitat.

Así que cuando escuchés  sobre la importancia de proteger los recursos marinos, no creás que es porque se trata de ambientalistas o porque es ética y moralmente correcto. Es porque de ello depende tu vida y la vida de todos.

2- La pesca descontrolada te está costando plata

Esto es importante: los recursos marinos que se encuentran dentro de nuestros mares son recursos públicos. Esto quiere decir que son tuyos y de todos y el Estado tiene la obligación de manejarlos en nuestro beneficio. Pero están siendo explotados de forma privada sin que nuestro gobierno controle la forma en la que se hace.

Imaginate que alguien llegue al Parque Metropolitano La Sabana y decida comenzar a talar los árboles para vender su madera. Estaría usando recursos públicos para su beneficio privado. Lo mismo pasa en nuestras aguas: vivimos sin una ley de navegación, sin ordenamiento adecuado de las actividades pesqueras, sin conocimiento sobre las poblaciones pesqueras, sin trazabilidad sobre los productos marinos que consumimos, sin control en las descargas que se hacen en nuestros muelles, etc.

Y serás vos quien tenga que pagar el precio cuando las comunidades costeras no tengan más para subsistir, cuando no haya productos marinos para el consumo, cuando los turistas que venían a bucear entre corales o tiburones dejen de visitarnos, cuando el aire que respiremos pierda su calidad, el clima cambie definitivamente y cuando el resto de las consecuencias se hagan presentes. El precio lo pagaremos todos, por el abuso y lucro de algunos.

No solo la pesca descontrolada, si no la destrucción de todos nuestros recursos marinos.

No solo la pesca descontrolada, si no la destrucción de todos nuestros recursos marinos.

3- El océano está en problemas, y vos podés ayudar.

Acaban de descubrir agua en Marte, pero aún no nos estamos mudando a allá y tenemos que asegurar la vida en nuestro planeta. Sin un océano sano, eso no será posible.

La situación del océano no es difícil, es desesperada. Según la UICN el 21% de todos los mamíferos, 30% de los anfibios, 12% de las aves, 28% de los reptiles y 37% de los peces de agua dulce están amenazados por la extinción. El 98% de las poblaciones de tiburón martillo han desaparecido, al igual que el 96% del atún azul.

Pero vos podés ayudar. Usá tu voz, transmití el conocimiento. Compartí la información.

Te dejamos aquí unos cuantos links interesantes. Aprendé, y compartilo.

Información básica sobre nuestros océanos

Una  inspiradora charla TED de Sylvia Earle

Un mensaje de parte de El Océano

Una invitación

Nuestro gobierno no está logrando proteger nuestros recursos.

Nuestro gobierno no está logrando proteger nuestros recursos.

2 comentarios en “Si solo vas a aprender tres cosas sobre los océanos, que sean estas

  1. Por aquí yo ayudo desde el caribe Norte de Costa Rica, preblemáticas de desechos solids y explotación de recursos naturales Por parte del estado de Costa Rica !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.