Mejora del Bienestar Humano en el Golfo de Nicoya

Nuestro proyecto sobre servicios ecosistémicos del Golfo de Nicoya se ajusta a nuestra misión, que consiste en mejorar el bienestar humano a través de la promoción de economías verdes, asociadas al uso y conservación de los recursos naturales. El Golfo de Nicoya tiene características muy importantes:

  • De sus 70 000 ha, más de 15 000ha son manglar.
  • Es el estuario más importante y productivo de Costa Rica.
  • Presta innumerables servicios como protección de las costas, sitios de reproducción de especies comerciales, limpieza de aguas, interés turístico, etc
  • Desde hace más de un siglo, las pesquerías del Golfo de Nicoya son la principal fuente de alimento e ingresos para las comunidades costeras que lo rodean y fue un ecosistema usado intensamente en la época precolombina.
  • Más de 6.000 pescadores viven en el Golfo y dependen de sus recursos marinos para su subsistencia.

A pesar de su importancia a nivel local, nacional y regional, y de que están protegidos legalmente bajo la categoría de humedales, no existe un plan de manejo o de vigilancia adecuado y actualizado para estos ecosistemas.

Desde setiembre del 2013, Conservación Internacional Costa Rica está desarrollando cinco ejes para ofrecer alternativas sostenibles ante la problemática de la degradación de estos ecosistemas:

  1. Desarrollamos un programa de turismo comunitario que aprovecha el ecosistema de manglar. Dotamos a pescadores de la comunidad del conocimiento y equipo necesario y creamos nuevas formas de sustento sostenible.
  2. Estudiamos la capacidad de captura y almacenamiento de carbono de estos ecosistemas, para comprender su papel en la mitigación del cambio climático y protección a las comunidades vecinas.
  3. Trabajamos con la comunidad para crear un vivero y liderar un programa piloto de reforestación de manglar. De esta forma conseguimos un verdadero involucramiento local y hacemos conciencia sobre la adaptación al cambio climático.
  4. Trabajamos en conjunto con profesores y niños de 3 escuelas locales para fomentar una relación más sostenible con los manglares a futuro.
  5. Creamos alianzas clave que potencian y fortalecen estos esfuerzos con nuestro trabajo en pesquerías de pequeña escala.

La conservación de los manglares en el Golfo de Nicoya no sólo es una responsabilidad de los que viven cerca de ellos. Las acciones de todos los ticos lo afectan: lo degradan o lo fortalecen. ¿Cuál papel desea jugar usted?

Marco Quesada

Director Conservación Internacional Costa Rica

                            ©Conservación Internacional / Foto por Marco Quesada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.