Vale más un tiburón vivo que muerto

Escrito por Mario Espinoza, Biólogo Marino, Profesor de la Universidad de Costa Rica.

Los tiburones constituyen un grupo de depredadores sumamente exitoso, y muchas especies juegan un papel muy importante en los ecosistemas marinos. Por ejemplo, los tiburones más grandes pueden controlar la abundancia y distribución de especies de menor tamaño, regulando así la diversidad y manteniendo la salud de los ecosistemas marinos.

Los tiburones pueden ser una fuente de ingreso a través del ecoturismo. Foto por Sijmon de Waal

Los tiburones pueden ser una fuente de ingreso a través del ecoturismo. Foto por Sijmon de Waal

Además, en varias regiones del mundo se ha demostrado que algunas especies de tiburones pueden incentivar la economía local a través de actividades de ecoturismo. Por lo tanto, el valor real de los tiburones va mucho más allá de la comercialización de su carne y/o aletas, por ejemplo, se estima que las actividades de ecoturismo en torno a los tiburones pueden generar más de 314 millones de dólares por año en el mundo. Esto ha llevado a pensar que, tanto desde un punto de vista ecológico como económico, vale más un tiburón vivo que un tiburón muerto.

Globalmente, la pesquería del tiburón genera una suma aproximada de 630 millones de dólares por año. Aunque superficialmente esta cifra puede ser vista como una actividad más lucrativa para algunas entidades, muchas de las pesquerías de tiburones en el mundo ya han colapsado o su captura ha disminuido considerablemente debido a la sobrepesca.

Menor resiliencia

Los tiburones, a diferencia de otros grupos de peces, tienen una serie de características biológicas muy particulares que los hacen ser vulnerables a la presión pesquera. Por ejemplo, muchas especies de tiburones tienen un crecimiento muy lento, se reproducen poco y a una edad muy avanzada (entre 10-20 años), y generalmente tienen pocas crías. Además, es común encontrar a individuos inmaduros (neonatos y juveniles) en aguas costeras, mientras que los adultos generalmente se encuentran en aguas más profundas.

Por lo tanto, si no existen regulaciones pesqueras adecuadas y planes de manejo específicos para la extracción de tiburones cerca y lejos de la costa, es muy posible que una pesquería pueda llegar a reducir considerablemente el tamaño de la población en cuestión de solo unos años.

De acuerdo a una evaluación reciente, más del 25% de las especies de tiburones que existen en el mundo se encuentran en peligro de extinción. Este número podría llegar a ser mucho más alto debido a que sólo tenemos información del estado de las poblaciones de algunas especies.

Algunas poblaciones de tiburón martillo han bajado en un 98%. Foto por Michelle Heupel

Algunas poblaciones de tiburón martillo han bajado en un 98%. Foto por Michelle Heupel

Costa Rica: estado crítico

En Costa Rica la situación de la pesca de tiburones se encuentra en un estado crítico. Al igual que en el resto del mundo, el recurso tiburón ha ido disminuyendo considerablemente en nuestras aguas. Es claro que de este recurso dependen muchas familias y que las pesquerías que capturan, de forma directa o indirecta, tiburones generan una actividad económica importante para el país.

Sin embargo, es aún más claro que los tiburones no son un recurso ilimitado, y que si no hacemos algo en este momento van a desaparecer por completo. Entonces, si queremos contar con este recurso a largo plazo (y con otros recursos pesqueros que se enfrentan a situaciones similares en Costa Rica) tenemos que tener una visión más amplia e integral del impacto de las actividades pesqueras sobre sus poblaciones.

Aunque es posible revertir la disminución de los recursos marinos, esto requerirá de mucho tiempo y de cambios “visibles” en nuestras políticas pesqueras. Es importante pensar en el futuro de nuestros recursos marinos y NO únicamente en el presente. La realidad es que cada vez hay que aumentar más el esfuerzo pesquero para que la extracción de los recursos marinos sea una actividad más lucrativa.

 

Referencias

Arauz, R., López, A. and Zanella, I. (2007) Informe final: análisis de la descarga anual de tiburones y rayas en la pesquería pelágica y costera del Pacífico de Costa Rica (Playas del Coco, Tárcoles y Golfito). Presentado a Conservación Internacional Centroamérica. San José, Costa Rica. San José, Costa Rica.

Baum, J.K., Myers, R.A., Kehler, D.G., Worm, B., Harley, S.J. and Doherty, P.A. (2003) Collapse and conservation of shark populations in the Northwest Atlantic. Science 299, 389–392.

Cisneros-Montemayor, A.M., Barnes-Mauthe, M., Al-Abdulrazzak, D., Navarro-Holm, E. and Sumaila, R. (2013) Global economic value of shark ecotourism: implications for conservation. Oryx 47, 381–388.

Dapp, D., Arauz, R., Spotila, J.R. and O’Connor, M.P. (2013) Impact of Costa Rican longline fishery on its bycatch of sharks, stingrays, bony fish and olive ridley turtles (Lepidochelys olivacea). Journal of Experimental Marine Biology and Ecology 448, 228–239.

Dulvy, N.K., Baum, J.K., Clarke, S., et al. (2008) You can swim but you can’ t hide: the global status and conservation of oceanic pelagic sharks and rays. Aquatic Conservation: Marine and Freshwater Ecosystems 482, 459–482.

Dulvy, N.K., Fowler, S.L., Musick, J.A., et al. (2014) Extinction risk and conservation of the world’s sharks and rays. eLife 3, e00590–e00590.

Espinoza, M., Cappo, M., Heupel, M.R., Tobin, A.J. and Simpfendorfer, C.A. (2014) Quantifying shark distribution patterns and species-habitat associations: implications of Marine Park Zoning. PLOS ONE 9, e106885.

Ferretti, F., Worm, B., Britten, G.L., Heithaus, M.R. and Lotze, H.K. (2010) Patterns and ecosystem consequences of shark declines in the ocean. Ecology Letters 13, 1055–1071.

Gallagher, A.J. and Hammerschlag, N. (2011) Global shark currency: the distribution, frequency, and economic value of shark ecotourism. Current Issues in Tourism 14, 797–812.

Heithaus, M.R., Alcoverro, T., Arthur, R., et al. (2014) Seagrasses in the age of sea turtle conservation and shark overfishing. Frontiers in Marine Science 1, 1–6.

Heithaus, M.R., Frid, A., Wirsing, A.J. and Worm, B. (2008) Predicting ecological consequences of marine top predator declines. Trends in Ecology and Evolution 23, 202–210.

Heupel, M.R., Simpfendorfer, C.A., Espinoza, M., Smoothy, A.F., Tobin, A.J. and Peddemors, V.M. (2015) Conservation challenges of sharks with continental scale migrations. Frontiers in Marine Science.

Ketchum, J.T., Hearn, A., Klimley, A.P., et al. (2014) Inter-island movements of scalloped hammerhead sharks (Sphyrna lewini) and seasonal connectivity in a marine protected area of the eastern tropical Pacific. Marine Biology 161, 939–951.

López-Garro, A., Arauz-Vargas, R., Ilena, Z. and Le-Foulgo, L. (2009) Análisis de las capturas de tiburones y rayas en las pesquerías artesanales de Tárcoles, Pacífico Central de Costa Rica. Revista de Ciencias Marinas y Costeras 1, 145–157.

Stevens, J.D., Bonfil, R., Dulvy, N.K. and Walker, P.A. (2000) The effects of fishing on sharks, rays, and chimaeras (chondrichthyans), and the implications for marine ecosystems. ICES Journal of Marine Science 57, 476–494.

Ward-Paige, C.A., Mora, C., Lotze, H.K., Pattengill-Semmens, C., McClenachan, L., Arias-Castro, E. and Myers, R.A. (2010) Large-scale absence of sharks on reefs in the greater-Caribbean: a footprint of human pressures. PLOS ONE 5, e11968.

White, E.R., Myers, M.C., Flemming, J.M. and Baum, J.K. (2015) Shifting elasmobranch community assemblage at Cocos Island-an isolated marine protected area. Conservation Biology.

Zanella, I., López, A. and Arauz, R. (2009) Caracterización de la pesca del tiburón martillo, en la parte externa del Golfo de Nicoya, Costa Rica. Revista de Ciencias Marinas y Costeras 1, 175–195.

 

Un comentario en “Vale más un tiburón vivo que muerto

Responder a kathy Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.