Desarrollo sostenible y justicia social

Mario Peña Chacón, Coordinador de la Maestría de Derecho Ambiental de la Universidad de Costa Rica. Miembro de la Comisión de Derecho Ambiental de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). mariopenachacon@gmail.com

¿Desarrollo Sostenible?

El concepto de Desarrollo Sostenible nació en 1987 en el informe denominado “Nuestro Futuro Común” de la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Informe Brundtland). Fue reconocido a nivel internacional por las Naciones Unidas en su Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo de 1992:

Aquel tipo de desarrollo que satisface las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las propias”.

Es decir que el desarrollo sostenible no puede existir si no pensamos en el futuro, planteándonos una forma de explotación y negocios que no ponga en riesgo el bienestar de nuestros hijos o nietos.

Nuestro gobierno no está logrando proteger nuestros recursos.

Nuestro gobierno no está logrando proteger nuestros recursos.

.

 

En Costa Rica

En nuestro país, la Constitución Política reconoce un modelo de desarrollo económico y social absolutamente respetuoso y coherente con un ambiente sano y ecológicamente equilibrado.

Hasta hace poco, el desarrollo sostenible abarcaba tres componentes: uno ambiental (la protección del ambiente), uno económico (el desarrollo económico basado en la explotación sustentable del ambiente), y uno social (se consideraba que el desarrollo económico y la conservación del ambiente conllevaban automáticamente el bienestar social).  A pesar de esto, el eje social era por lo general relegado y el énfasis se centraba en los elementos económico y ambiental.

El balance

Un cambio importante se dio en el año 2013, cuando la Sala Constitucional de Costa Rica declaró la inconstitucionalidad de la

Nuestra Sala IV declaró la inconstitucionalidad de la técnica de pesca de camarón mediante redes de arrastre.

Nuestra Sala IV declaró la inconstitucionalidad de la técnica de pesca de camarón mediante redes de arrastre.

técnica de pesca de camarón mediante redes de arrastre.

Nuestra Sala IV tomó esta decisión basada en los principios de prevención y precaución, solidaridad y justicia social, responsabilidad en la actividad pesquera y acuicultura, desarrollo sostenible y especialmente, del principio del desarrollo sostenible democrático.

La Sala dejó claro algo muy importante: el modelo de desarrollo contemplado en la Constitución Política, además de económicamente eficiente y ambientalmente sostenible, debe ser socialmente justo. El manejo y uso racional de los recursos naturales y a la riqueza generada por las actividades económicas debe distribuirse de forma justa y equitativa en la sociedad, de modo que alcance al mayor número posible de personas y que el progreso las generaciones actuales no amenace la subsistencia de las futuras.

 

El interés público

La interpretación de la Sala IV se ajusta en un todo al criterio del interés público incluido en el artículo 11 de la Ley de Biodiversidad de 1998: «El uso de los elementos de la biodiversidad deberá garantizar las opciones de desarrollo de las futuras generaciones, la seguridad alimentaria, la conservación de los ecosistemas, la protección de la salud humana y el mejoramiento de calidad de vida de los ciudadanos».

El elemento democrático del desarrollo sostenible conlleva el mantenimiento y aseguramiento del equilibrio ecológico, la eficiencia económica y la equidad social entre las actuales y futuras generaciones a través de la distribución justa tanto de los beneficios como de las cargas ambientales.

Si bien lo anterior representa un enorme paso hacia la consolidación del Estado social y ambiental de Derecho costarricense, aún queda mucho trecho por recorrer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.