Comé rico, comé sano, comé pescado y mariscos costarricences

  • Iniciativa busca que la ciudadanía apoye a las familias productoras y pescadoras nacionales de las zonas costeras y orienta sobre los centros de acopio o pescaderías que dan servicio en las comunidades, a domicilio y cuentan con los respectivos permisos sanitarios.
  • Este es el lema de la campaña lanzada por INCOPESCA junto a Conservación Internacional y la Fundación CRUSA.
  • SENASA llama a la población a comprar en comercios registrados y autorizados por la institución y no adquirir productos de dudosa procedencia, ni los que se comercialicen en vía pública.

Bajo el lema “¡Comé rico, comé sano, comé pescado y mariscos costarricenses!”, el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA) hace un llamado a la población para que consuma pescado y otros productos marinos y acuícolas nacionales, con el objetivo de apoyar a las familias de las costas que viven de las actividades pesqueras y acuícolas.

En una alianza público-privada con Conservación Internacional y la Fundación CRUSA, el  INCOPESCA fomenta el consumo de productos del mar por su valor nutricional.

Con estas organizaciones, se ha trabajado una serie de informaciones con el propósito de informar a los consumidores sobre los centros de acopio o pescaderías que dan servicio en las comunidades, a domicilio y que cuentan con los respectivos permisos sanitarios, mostrando el rostro humano de los cientos de pescadores costarricenses que buscan sobrellevar la situación que el país atraviesa y siguen realizando sus actividades productivas.

La campaña se abre paso además previo a la entrada a la Semana Santa, época en la que los costarricenses incrementan el consumo de productos del mar, siendo alimentos de bajo o moderado valor calórico, y excelente calidad nutricional, cuyos aminoácidos esenciales fortalecen el sistema inmunológico y ayuda a fortalecer las defensas.

Daniel Carrasco Sánchez, presidente ejecutivo de INCOPESCA, manifestó que ante la situación de emergencia que enfrenta el país por la pandemia del COVID-19, es urgente fomentar el respaldo a la producción nacional, en este caso específico a las familias de pescadores.

“Desde la semana anterior, las redes digitales del Instituto se llenaron de llamados a la población costarricense a aumentar el consumo de productos pesqueros y acuícolas de origen costarricense. Es en este momento cuando debemos apoyar a nuestros productores y así reactivar la economía nacional”, dijo Carrasco. 

Ana Gloria Guzmán, Directora Ejecutiva de Conservación Internacional destacó, que las comunidades pesqueras artesanales son fundamentales para el desarrollo económico de nuestras costas, “con este campaña buscamos apoyar a los cientos de pescadores y pescadoras que realizan la pesca de manera responsable y que son nuestros principales aliados en el manejo integral de nuestros recursos marinos ”, indicó Guzmán.

Carrasco agregó que todos los días en las redes sociales se está compartiendo la lista de centros de acopio o pescaderías que a lo largo del país están ofreciendo sus productos en las comunidades y a domicilio en diferentes zonas del país. “Muchos de ellos son de pescadores artesanales costarricenses, a quienes debemos mostrar el apoyo en los momentos complejos que como país afrontamos”, detalló.

Recomendaciones para consumir productos pesqueros

El Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) del Ministerio de Agricultura y Ganadería  (MAG) instó a la vez a la ciudadanía a adquirir los productos pesqueros en los comercios registrados y autorizados por SENASA y no comprar los de dudosa procedencia, ni los que se comercialicen en la vía pública.

Entre las recomendaciones detalla:

  • Pescado fresco y entero. Debe elegir aquellos cuyos ojos ocupen toda la cavidad orbitaria y luzcan transparentes, firmes, brillantes, salientes y de pupila oscura.
  • Branquias o agallas. Deben verse de un color del rosado al rojo intenso, húmedo y brillante, con apariencia homogénea y con olor suave a mar.
  • Escamas. tienen que estar adheridas a la piel, que no se desprendan fácilmente, con brillo metálico.
  • Olor. Debe ser fresco, sin olor a amoníaco y tener buena textura.
  • Pescado seco. Debe presentar color entre blanco y amarillo, sin manchas rojas y su olor debe ser característico y no aromatizado.
  • Moluscos. Su carne debe ser firme, estar bien adherida a los huesos y su olor agradable.
  • Calamares y pulpos frescos. Deben tener una consistencia firme, además de una apariencia húmeda y brillante; la carne sin cáscara debe ser traslúcida, blanca o gris claro en toda la superficie y tener un olor fresco.
  • Crustáceos.  Deben verse frescos, como langostas, camarones, cangrejos y langostinos, deben presentar un color gris o ceniciento rojizo al ser extraído del agua.
  • Productos pesqueros enlatados. No deben presentar abultamientos, ni abolladuras, ni verse sucios. Deseche aquellos que presenten rastros de óxido. Al destaparlos no debe desprender gases, ni olores extraños.
  • Inmediatamente después de su compra, coloque los productos frescos en el refrigerador o congelador. Evite volver a congelarlos, se recomienda prepararlos y consumirlos lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.