Trabajando con manglares y carbono azul en América Central

 

Escrito por Miguel Cifuentes, Programa Cambio Climático y Cuencas CATIE
Miguel Cifuentes trabajando en los bosques de mangle de América Central

Miguel Cifuentes trabajando en los bosques de mangle de América Central

Empecé a trabajar con manglares y carbono azul en el 2012 después de escuchar sobre una reunión en este tema en Indonesia. Sabía que no se había realizado ningún trabajo similar en América Central y reconocí el enorme potencial no explotado que tienen los manglares en la región, asegurando servicios ecosistémicos, proveyendo mitigación y adaptación ante el cambio climático, y apoyando el desarrollo de las comunidades costeras locales. Este tipo de “ganancia cuádruple” simultánea solo se da en los bosques de manglar; uno de los motivos por los que trabajar con ellos es tan interesante y gratificante. A pesar de su increíble importancia, parece que los hemos dejado en un “limbo”: han sido ignorados por biólogos terrestres e ingenieros forestales, esquivados por biólogos marinos, los hemos dejado para ser degradados, sobre explotados y agotados para promover otros usos de la tierra “más productivos”. Sigue leyendo

Agua: «Soy algo que dan por sentado»

Nos lo decía Penélope Cruz, interpretando a uno de nuestros más preciosos elementos: el agua. El agua está en todas partes, será por eso que no nos percatamos de ella. O quizás sea porque somos parte de la generación que aprendió en la escuela que el agua era un recurso inagotable. Era. Ya no.

Se supone que ahora sabemos que podemos acabar con ella, lo que equivale a acabar con la vida. ¿Será posible que un conocimiento que nos fue implantado tan temprano en nuestra vida, haya quedado tatuado en nuestro subconsciente? Ello explicaría por qué nuestras acciones siguen comprometiendo este recurso indispensable, por qué lo seguimos dando por sentado. Sigue leyendo

10 datos que no sabías sobre el océano

 

ci_74583944_Small1. Más del 90% de la biomasa viviente del planeta se encuentra en los océanos. 

Hay mucho más vida en nuestros mares que sobre la tierra. Pero no la estamos cuidando: aproximadamente el 50% de los ecosistemas costeros del mundo (por ejemplo los arrecifes coralinos, los manglares, los pastos marinos…) han sido alterados o destruidos por la demanda creciente de las ciudades, industrias, acuicultura, turismo etc.

2. Menos de 10% del océano ha sido explorado por los seres humanos.

La tecnología ha permitido un gran avance en el conocimiento de los océanos. Sin embargo parece que sabemos más sobre el espacio exterior que sobre nuestro planeta azul. Profundizar en la investigación sobre sus ecosistemas mejoraría su conservación porque entenderíamos mejor los océanos y como ayudarlos.

Sigue leyendo

10 cosas que no sabías de los Arrecifes de Coral

coral

1. Hay dos tipos de corales.

Aunque existen numerosas especies diferentes, los corales se clasifican en blandos y duros. Los únicos que son capaces de construir barreras de coral son los corales duros, por lo que son los más vistosos y atractivos para los buceadores.

2. Los arrecifes de coral tropicales rodean las costas de 109 países.

La mayoría de ellos son países en vías de desarrollo. Y en 93 de estos países los arrecifes se han degradado de manera significativa. 

3. Transforman 0,5% en 90%

¿Suena raro? Se calcula que más del 90% de las especies marinas dependen directa o indirectamente de los arrecifes de coral. Sin embargo los arrecifes comprenden menos del 0,5 por ciento del fondo del mar.

Sigue leyendo

10 cosas que no sabías de las Tortugas Marinas

tortu

Si has tenido la suerte de ver una tortuga marina sabes que son muy carismáticas. Estos animales han estado en La Tierra muchísimo antes que nosotros, y aún hay mucho que no sabemos de ellos. ¿Ya sabías todo esto?:

1- Las tortugas marinas no pueden esconder su cabeza dentro de su caparazón.

A diferencia de las tortugas terrestres, las marinas no tienen la capacidad defensiva de esconder su cabeza y extremidades dentro de su caparazón. Sin embargo al sacrificar esto, las tortugas marinas ganan un caparazón mucho más hidrodinámico.

2- No tienen dientes

Las tortugas marinas tienen una dieta principalmente carnívora: comen pequeños crustáceos, medusas, pepinos de mar o esponjas. Por lo que sus mandíbulas se han modificado en forma de pico para adaptarse a su dieta.

Una enorme tortuga Baula

Una enorme tortuga Baula

3. Tienen oídos invisibles

O algo así. No son visibles externamente pues son órganos primitivos que están cubiertos por una capa de piel. Los estudios que se han realizado indican que ellas oyen mejor en frecuencias bajas, como por ejemplo el ruido de las olas rompiendo en la playa.

3- Solamente las hembras regresan a tierra 

Los machos de algunas especies nunca vuelven a la playa. Las hembras vuelven para hacer sus nidos en playas tropicales y subtropicales y depositar sus huevos en la arena. Sigue leyendo