En un barco camaronero

Escrito por Silvia Echeverría, Bióloga Marina

Quizás sean pocas las personas que han tenido la oportunidad de subirse a un barco camaronero. Así que lo primero es saber que estas embarcaciones no tienen nada que ver con un yate turístico, ni con un paseo en lancha.

La vida en el barco tiene un aire distinto y la dinámica es única. Los pescadores son un equipo, funcionan articuladamente y cada uno tiene un rol. Claro que yo probablemente me perdí de la dinámica real, por dos motivos, primero, porque pasaba la mitad del tiempo dormida por efecto de las pastillas para el mareo (y la otra mitad vomitando), y segundo, porque siendo mujer y bióloga investigadora a bordo, los muchachos se presentaban lo más corteses y educados que podían, olvidándose de bromas groseras o hasta cuidando su vocabulario. Sigue leyendo

Un paso hacia la preservación de los tiburones

Escrito por Marco Quesada, Director Conservación Internacional Costa Rica

La semana pasada, en la reunión del grupo de países signatarios del Memorando de Entendimiento (MdE) para la Conservación de Tiburones Migratorios, los países aprobaron incorporar veintidós especies marinas, incluyendo peces sierra, mantarrayas y varias especies de tiburones, dentro de la lista que la Convención de Especies Migratorias (CMS) busca proteger.

¿Proteger de qué?

Se estima que a nivel global se matan entre 63 y 273 millones de tiburones anualmente.

Se estima que a nivel global se matan entre 63 y 273 millones de tiburones anualmente.

Pues de nosotros, del hombre. Nosotros mismos somos la amenaza que empuja cada vez más a estas especies hacia abundancias tan bajas que las amenaza como especie. De no tomarse medidas, algunas de estas especies podrían eventualmente llegar a desaparecer. Sigue leyendo

¿Por qué no reabrir la pesca de arrastre en Costa Rica?

Tanto ha pasado en Costa Rica en materia de conservación y explotación de los recursos marinos a lo largo del 2015, que es fácil bloquearse, o como mínimo, confundirse.

Sin duda uno de los temas que encendió el debate fue lo que nuestro gobierno llamó Política Nacional de Aprovechamiento Sostenible del Camarón. Con bombos y platillos, se anunció que el proceso contó con la participación y aval de los sectores de pesca, el gobierno, la academia y el sector ambiental.

Desde ahí las cosas empezaron mal, puesto que asegurar que la academia, el sector de conservación ambiental, el conocimiento científico e incluso amplios sectores de pesca en nuestro país aprobaron una iniciativa que busca reabrir el la pesca de arrastre,  se aleja de la verdad.

Vamos por partes:

Sigue leyendo

Un momento definitorio

ESCRITO POR MARIO ESPINOZA, BIÓLOGO MARINO, PROFESOR DE LA UNIVERSIDAD DE COSTA RICA.

Actualmente, los temas de la exportación de aletas de tiburón, y sobre todo, de la comercialización de especies de tiburón martillo, han sido los focos de atención de muchos, incluyendo al sector pesquero, el gobierno, organizaciones no gubernamentales (ONGs) y el pueblo costarricense.

La aletas de tiburón son muy apetecidas en el mercado asiático. Foto por Jeff Litton

La aletas de tiburón son muy apetecidas en el mercado asiático. Foto por Jeff Litton

Las aletas de los tiburones tienen un valor muy alto en el mercado asiático, y esto ha llevado a actividades de pesca ilegal en detrimento de varias especies como los tiburones martillo. La razón es muy sencilla, el precio de las aletas es más alto que el de la carne. Por lo tanto, algunos pescadores optan por la ruta fácil (pero ilegal) de cortar y retener solo las aletas para tener más espacio en sus embarcaciones, y de este modo generar una mayor riqueza. Esta actividad ha sido completamente prohibida en muchos países, y Costa Rica no es la excepción.  Sin embargo, no solo continúa dándose el aleteo del tiburón en nuestras aguas, si no que además la falta de controles en la descarga hace que no sepamos de qué especie se trata. Esto pese a todas las regulaciones existentes y convenios de los que Costa Rica forma parte. Sigue leyendo

PEZ-CECITOS NO

Pargo frito. Ya deporsí es delicioso. Pero imaginarlo rodeado de un poco de maduro, ensalada y papas, lo hace irresistible ¿verdad?. Todo bien, mientras sea un pargo y no un parguito.

Y es que el problema va más allá de recibir un plato con un pescado pequeño y quedarse un poco antojado. Cuando nuestros pescadores extraen producto de nuestros mares (o sea, pescan) deben asegurarse de respetar ciertas medidas. Esas medidas se conocen como Tallas Mínimas, es decir, el tamaño mínimo que tiene que tener un pez para poder comercializarlo.

Estas tallas dependen no solo de la especie que se está pescando, si no además del lugar. Cada país determina sus tallas mínimas dentro de las aguas de su Zona Económica Exclusiva.

Tomando las medidas de un pargo recién pescado.

Tomando las medidas de un pargo recién pescado.

Sigue leyendo